Maestra Residente

Guen Kelsang Lochani es la maestra principal del Centro de Meditación Kadampa de Barcelona. Es monja desde el año 2007 y vive en el KMC Mahakaruna de Barcelona en Ca l’Esteve en Sant Salvador de Guardiola. Desde 1998 ha estudiado y practicado el budismo bajo la guía del venerable Gueshe Kelsang Gyatso y ha dedicado su vida a beneficiar a los demás con la difusión de las preciosas enseñanzas de Buda mediante el desarrollo de centros kadampas de meditación. Su amorosa bondad, práctica visión espiritual y presentación clara y cálida de las enseñanzas budistas hacen de guen Kelsang Lochani una maestra admirable e inspiradora y un ejemplo a seguir como practicante kadampa. Aunque suele estar muy ocupada con el desarrollo de diversos proyectos del centro, no pierde la conexión con sus estudiantes y los cuida en todo lo que puede con buenos consejos y ayuda directa. Los estudiantes del KMC Barcelona somos muy afortunados de tener a una maestra tan sabia, compasiva e inspiradora.

Entrevista guen Kelsang Lochani en Radio Terrassa - ESP

Entrevistador (E)
Perfecto, pues para hablar de esto y de muchas otras cosas, os acompaña hoy Kelsang Lochani, muy buenas noches.

Kelsang Lochani (KL)
Buenas noches.

(E) Representante y maestra de la técnica de meditación que trataremos hoy, Kadampa, y representante de la iniciativa Meditar en Barcelona.
Comencemos por tu caso en concreto: ¿cómo empieza tu lazo con el budismo?

(KL) Bueno, fue un poco curioso porque yo nací en Cuba y en el año 98 me vine a vivir a Barcelona, y encontré muy extraño, al venir de Cuba, que la gente estaba aquí muy triste. Entonces encontré un amigo, una semana después llegar aquí, y lo vi muy feliz y le dije: “¿tú que haces?” Y me dijo: “yo medito”, y le pregunté: “¿qué es eso?!”. Yo no tenía ni idea y entonces él me dijo: “pues, mira, léete este libro y después hablamos “. y me dejó un libro.

(E) Pero fuiste totalmente autodidacta, es decir, aprendiste tú sola cómo meditar.

(KL) No, no, yo solo aprendí, al principio, que era la meditación y el budismo, leyéndome este libro de “Introducción al budismo” de nuestro Maestro, pero de seguida pedí ir al centro de meditación y aprendí a meditar en el centro de meditación de Barcelona.

(E) Entonces, en qué año empiezas

(KL) En el año 98, en febrero del 98

(E) ¿Y como profesora?

(KL) Bueno, no me acuerdo exactamente en qué año fue, pero puede que al cabo de un año y medio, o así, empecé a dar clases.

(E) Kelsang Lochani, este Kelsang se repite en muchos nombres de maestros que dan clases con esta técnica kadampa, ¿qué significa Kelsang?

(KL) Bueno, más bien es un nombre de monje o monja, y es parte del nombre de nuestro Maestro, y quiere decir “Ser afortunado”, pero no es de maestro sino más bien de persona que ha tomado los votos de ordenación monástica.

(E) Y qué entendemos por Kadampa, la técnica kadampa. Porque el budismo tiene diferentes ramas.

(KL) La tradición Kadampa tiene su origen en Atisha, que era un maestro budista que vivió en el siglo 11 en la India y él fue quien fundó esta tradición.
Es una presentación especial de todas las enseñanzas de Buda, del sutra y del tantra, que se llama Lamrim o “Etapas del Camino a la Iluminación”.
Lo que lo distingue de otras tradiciones es que los practicantes de este tipo de budismo integran todas sus enseñanzas, las enseñanzas de Buda, en estas etapas del camino hacia la iluminación, y a la vez las integran en su vida diaria. Es un budismo muy práctico.

leer más

(E) Y, ¿cómo te ha cambiado la vida ser practicante kadampa?

(KL) Bueno, ¡totalmente! Quiero decir, cuando yo llegué aquí, cuando me vine de Cuba, venía buscando principalmente una mejora material y cambiar mi vida externamente, y lo primero que me chocó fue esto, que viniendo de un país pobre me encontré que aquí la gente, que lo tenía todo, pues no eran felices y esto ¡me sorprendió muchísimo!
Al conocer el budismo y empezar a estudiar este tipo de budismo y a meditar, vi como la felicidad viene de la paz interior y no de las condiciones externas, entonces esto hizo que me dedicara cada vez más a desarrollar la paz interior a través de la meditación y mi vida pues ha cambiado totalmente.

(E) Antes hablábamos de si fue una transformación, digamos, autodidacta o no. ¿Tu recomendarías, es recomendable que la gente se inicie sin ayuda? ¿Sin un Guía? ¿Qué empiece a informarse de la meditación y lo haga por su cuenta?

(KL) La verdad es que no. La verdad es que mejor seguir unas instrucciones, un maestro, encontrar un grupo, porque es algo totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados. Estamos acostumbrados, aquí en occidente, a distraernos, a buscar siempre fuera la felicidad y todo. Entonces, este cambio de ir hacia adentro y aprender a concentrar la mente en un solo objeto que da paz es bastante difícil para hacerlo solos, entonces el maestro pues te ayuda, te inspira, el grupo también, y te da digamos las instrucciones y además la energía que necesitas y la inspiración que necesitas para salir adelante, porque es que cuando sales del centro de meditación o de una clase de meditación, solo salir todo con lo que te encuentras va en dirección contraria!, entonces necesitas esta inspiración, necesitas esta calidez y este acompañamiento.

(E) Para ti el budismo ¿qué es? Una filosofía, una religión, un estilo de vida, ¿qué es para ti?

(KL) Todo esto 😀

(E) Ahora mismo, ¿todo esto?

(KL) ¡Todo esto!

(E) Y ¿a qué edad has dicho que llegaste a Barcelona? Que es cuando empezaste a tomar contacto, ¿no?

(KL) Tenía 25 años

(E) Y antes, en tu anterior etapa, antes de estos 25 años, ¿eras atea, o?

(KL) Sí!, era comunista 😀

(E) Eras atea y no seguías ningún tipo de religión y fue venir aquí y entonces ya te enganchaste al budismo, ¿no?

(KL) Si, si

(E) Y, ¿cómo es tu día a día? ¿Cómo lo vives? ¿Ha cambiado mucho respecto a antes también? La forma de ver las cosas, ¿en qué cambia en lo cotidiano?

(KL) Pues bueno, ha cambiado muchísimo, porque antes de encontrar este camino solo pensaba en mí y solo hacía cosas para mí y la verdad es que no era feliz.
Ahora desde que me levanto, ya empiezo el día meditando. Vivo en la comunidad Kadampa que tenemos en Ca l’Esteve en el Centro de Meditación Kadampa de Sant Salvador de Guardiola, y allí vivimos una comunidad de unas 15 personas y solo levantarnos nos juntamos todos en el tempo -un templo precioso-, a meditar: hacemos las oraciones, hacemos unos 20 minutos de meditación en silencio y ya después empiezo el día.
Todo mi día es trabajar para ayudar a los demás a encontrar lo mismo que yo he encontrado; porque nuestra tradición, es una tradición Mahayana, y esto quiere decir que haces este camino y haces este desarrollo interior no solo por ti sino en realidad nuestro propósito es que todo el mundo pueda conseguir este camino.

(E) Si os parece, nos paramos aquí y después seguimos hablando de la técnica del Kadampa, como se hacen las clases, y vamos a la iniciativa que vienes a presentar que es Meditar en Barcelona, mediarabcn.org
En la página web aparece diferenciada la meditación del mindfulness; no sé ¿qué diferencia hay?

(KL) Ah!, muy buena pregunta 😀
No, mira, la verdad es que mindfulness es una palabra en inglés que significa retentiva mental. La retentiva mental es una parte de nuestra mente que necesitamos y es imprescindible para meditar, porque lo que haces cuando meditas es mantener momento a momento un objeto que te da paz o sea, una manera de pensar o un estado mental que te produce paz y entonces, con la ayuda de la retentiva mental o el mindfulness lo mantienes momento a momento. Es la memoria.
Entonces, claro, nosotros a veces utilizamos la palabra mindfulness -a veces la utilizamos y a veces no-, ¡porque se ha puesto de moda! Pero para meditar es imprescindible, no se pueden separar en realidad. Lo que pasa es que ahora hay toda una corriente que de alguna manera tergiversan lo que Buda enseñó como mindfulness, porque es una concentración virtuosa en algún objeto que produce paz, no es una concentración o un mantener cualquier cosa, es decir, por ejemplo, yo que sé, cosas sin sentido como: “¡ah! pues mira concéntrate en esta hoja que cae”, o cosas así…Puede que estas técnicas te ayuden a relajarte pero no te ayudan realmente a avanzar.
Lo que nosotros hacemos en realidad es relacionarlo a los cursos y talleres de aprender a meditar.

(E) ¡Aquí iba! Porque además de las clases, hacéis talleres, visitas, conferencias y retiros de dos tipos: los diferenciáis en urbanos y de refugio. ¿En qué consisten?

(KL) Bueno, es que tenemos la sede de Barcelona en un local comercial en la calle Girona 102 y entonces aquí hacemos cursos, talleres de sábado, hacemos clases cada día y hacemos también lo que se llama retiro urbano, que es un retiro de un día en la ciudad, por eso le llamamos retiro urbano.
Pero después tenemos en la comunidad, en la masía, en el templo que tenemos en Sant Salvador de Guardiola, pues hacemos retiros de fin de semana. Hacemos retiros para gente que quiere empezar a meditar, una vez al mes (este fin de semana tenemos uno) y después hacemos los retiros más budistas, más especializados (como este de refugio que haremos durante el puente del 1º de mayo).

(E) ¿Qué es más habitual: encontrar alumnos que lo prueban, no les convence y se van o es un elevado porcentaje el de la gente que lo prueba y se queda con vosotros a seguir las clases?

(KL) Ay!, no te sabría decir 😀

(E) ¿Es Fifty-Fifty?

(KL) Es que no te lo sabría decir, porque claro es muy…es decir, que hay gente que lo prueba y vuelve enseguida y después hay gente que lo prueba y vuelve al cabo de un tiempo; entonces esto que me preguntas es difícil de evaluar.
Pero sí que es cierto que hay gente que les cuesta un poco. Porque es que claro, imagínate, estamos acostumbrados a una vida loca en realidad, es decir, hacemos tantas cosas, tenemos tantos deseos, hay tanta distracción en nuestro mundo, que…es decir, engancharse al mundo de la meditación pues…cuesta un poquito.

(E) Aquí es a donde un poco quiero ir. Con una vida tan ocupada como la que tenemos, ¿cuánto tiempo se tiene que dedicar para tener una buena meditación?

(KL) Bueno, esto depende, si puedes hacer 15 minutos, 20 minutos al día pues ya está bien.

(E) ¿También puede depender de la persona? ¿De la capacidad de concentración de cada uno?

(KL) ¡Claro! Al principio es mejor dedicar poco tiempo pero que sea un tiempo de calidad. Es decir que, por ejemplo, dediques 15-20 minutos pero que en este tiempo te asegures de que controlas la mente y que te concentras y que no dejas que la mente haga lo que hace siempre: ir de un pensamiento a otro, sino que retiras la atención de todo y te concentras, digamos por ejemplo en la sensación de la respiración a la entrada de la nariz.
Entonces es mejor hacer poco rato, pero de cualidad, esto quiere decir, controlando realmente la mente y cada vez que se te va la atención recuperarla, que no estarse una hora, pero en realidad estás sentado, a lo mejor estás en la postura perfecta, pero estás todo el rato distraído; esto no es meditar.
Y sobre el tiempo, a medida que vas tomando experiencia de meditación, es decir, que ya no te cuesta tanto concentrarte, pues vas alargando el tiempo de la meditación.
Por la mañana sería perfecto unos 15 minutos de hacer este ejercicio de concentrarte en la respiración; 10 minutos, 15 minutos, ya te cambiarían el día.

(E) ¿Por la mañana es la franja más recomendable para hacerlo?

(KL) Si, porque te acabas de levantar, no has empezado el día y entonces es más fácil concentrarse y además tiene muchos más beneficios porque empiezas el día de otra manera, te ayuda mucho a tener la mente clara, lúcida y no es un tiempo perdido, todo lo contrario. Quiero decir, el tiempo que dedicas a concentrarte y a relajarte después lo recuperas porque eres mucho más eficiente, estás mucho mejor, con el tiempo notarás que esto crea una estabilidad interior y una paz interior que te ayuda a afrontar los problemas de la vida con una actitud diferente y, poco a poco, notas que va cambiando tu día a día y tu vida.
Toda la gente que lo prueba y continúa está super encantada y lo encuentra algo como: ¿Cómo es que no lo había hecho antes? ¿Cómo es que no lo hace todo el mundo?
I por eso ponemos tanta energía en llegar a todo el mundo, porque es algo muy fácil, está al alcance de todos y es muy beneficioso.

(E) Y, más allá de la capacidad de concentración, ¿cuáles son los ingredientes ideales para poder hacer una buena meditación? Un poco el entorno: tiene que ser un entorno silencioso, cerrado, a oscuras, ¿cómo tiene que ser?

(KL) Un entorno tranquilo. Si lo haces en casa, por ejemplo, tendrías que encontrar un espacio que sea tranquilo, por ejemplo, no donde ves el futbol o te peleas con tu familia.
Si no tienes una habitación entera, pues un rinconcito en tu habitación y allí tener tu espacio en el que a lo mejor puedes tener una imagen de un Buda, a lo mejor puedes tener un incienso, alguna ofrenda para este Buda, que todo esté limpio, que sea un espacio tranquilo. Y sobre si está más oscuro o no, no es importante; y si está cerrado, pues hombre, si está cerrado para que no entre ruido pues mejor.
Así vas creando tu espacio en casa, que ya cuando llegas la mente ya sabe: “ah! ahora vamos a meditar”, i esto ayuda a crear un entorno interno de paz y serenidad.

(E) ¿Hacerlo con música es recomendable?

(KL) No, no es recomendable.

(E) El silencio tiene que ser absoluto, ¿verdad?

(KL) Mejor. Ya sé que esto cuesta hoy en día, ¿no?

(E) Si, si, bueno es una pregunta curiosa porque a veces puede haber el típico hilo musical de fondo o..

(KL) Si, pero es una distracción en realidad. Es una distracción.

(E) ¿Es un impedimento estar ligado a una religión en concreto para hacer esta meditación budista?

(KL) ¡Ninguno! No es ningún impedimento porque no tienes que ser budista para practicar esta meditación. Quiero decir, nuestro centro está abierto a todo el mundo, viene gente que es católica, por ejemplo, gente que no se hace budista nunca, pero entonces lo practican a un nivel y, pues tienen la ayuda que esto comporta, es decir, de relajarse, de llevar tu vida de otra manera y a lo mejor nunca se hacen budistas; pero el centro esta abierto a todo el mundo, todo el que quieran practicar puede hacerlo y no tienes que hacerte budista para practicar.

(E) Si te parece, vamos a ver como es tu modus operandi, como tratas con los alumnos y como se dividen las diferentes sesiones. A partir de aquí, tenemos que decir que en Terrassa también se hacen clases.

(KL) Si

(E) Se hacen clases en muchos sitios: Gerona, Tarragona, Barcelona, Sant Cugat, Vilanova i la Geltrú, Manresa y muchas ciudades.
Como es, a partir de que se inscriben a hacer las clases contigo, ¿cómo es el primer contacto con ellos?

(KL) Fíjate, es tan fácil que ni te tienes que inscribir; simplemente sabiendo en qué lugar hay clases, el día y la hora, te presentas y ya puedes asistir a una clase, asistes a la clase y ésta tiene principalmente…está dividida en tres partes

(E) Es una vez a la semana, entiendo, las clases, o…

(KL) Bueno, claro, una vez a la semana es en los lugares que les llamamos ramas, que son locales que no son nuestros, sino que son sitios que nosotros vamos pues para que la gente lo tenga más cerca de casa, pero como estos locales no son nuestros pues no lo hacemos cada día. Pero, por ejemplo, en el Centro de Barcelona en la calle Girona 102, hay clases cada día y en la masía de Ca l’Esteve también hay clases casi cada día, no cada día pero casi.

(E) ¿Aquí en Terrassa?

(KL) Aquí en Terrassa hay clases los martes de 7:30h a 8:30h de la tarde y está en la calle de Puig Novell número 6, 2º piso; simplemente te presentas y ya puedes asistir a la clase, no es necesario tener experiencia, no hace falta llevar nada especial -son cuestiones que te comento porque la gente lo pregunta cuando llaman por teléfono.
Y las clases tienen tres partes: la primera parte es una relajación, una meditación en la respiración. La segunda parte, es la explicación de la meditación en sí que se guiará al acabar, y entonces la tercera parte, es la meditación guiada, es decir, hacer la meditación y al final hay una conclusión para que siempre nos vayamos a casa con una práctica diaria. Porque la cosa no es adquirir solo conocimientos intelectuales sino adquirir experiencia que te ayude a afrontar tus problemas de la vida cotidiana con una actitud diferente, que te aporte paz en lugar de estrés, ansiedad o preocupaciones.

(E) ¿Siempre se hace la misma clase? ¿O, para los alumnos que ya han venido, se sigue un progreso?

(KL) No, se va siguiendo un libro. Como tenemos muchos libros, nuestro Maestro Gueshe Kelsang Gyatso ha escrito 23 libros de meditación, hay libros que son los que llamamos del programa general, -porque puedes estudiar el programa general, que son las clases semanales para la gente que quiere empezar a meditar y también para la gente que ya lleva un tiempo- y en este programa general vamos siguiendo un libro, ahora estamos siguiendo el libro “Cómo transformar tu vida”. Entonces, en cada clase se va haciendo una parte del libro, se estudia todo el libro y todo en conjunto son formas de pensar un poco diferentes a las normales pero que te aportan paz.

(E) ¿En cuántas sesiones se nota un cambio de mentalidad del alumno?

(KL) Uy, esto no…es muy…entiéndeme

(E) Es muy relativo, entiendo

(KL) Si, si

(E) Pero puede que… Claro, debe haber gente que con la primera sesión ya se introducen en este mundo y gente que, como has dicho, le debe costar más.
¿Qué beneficios instantáneos, es decir, durante la meditación y qué beneficios aporta justo después?

(KL) Jajaja! En el momento que meditas…

(E) Es decir, como cambia en el momento justo antes de empezar la meditación al de justo después de acabarla.

(KL) Mira, nosotros, ¿sabes?, a veces en Barcelona decimos: “tenemos que hacer una foto a la gente cuando llega y después cuando se sale”, porque la cara les cambia muchísimo. Y es que llegas con la cabeza como un bombo, ¿no?, con una pila de pensamientos y muy…con preocupaciones…llegas con este estado mental, el normal que tenemos del día a día, y cuando sales, pues sales super relajado y con la mente lúcida… ¿Por qué? Pues porque nosotros pensamos que el estrés, la ansiedad e incluso la depresión, que todo esto viene del exterior, pero en realidad viene de dentro. Lo sentimos dentro y viene de dentro.

(E) Es controlable

(KL) ¡Claro! Claro. Todo el mundo puede controlarlo. Quiero decir, no hace falta ir estresados, no hace falta sufrir.
Sabes, esto es una super buena noticia, no hace falta sufrir y sufrir o no sufrir no depende de las condiciones externas ni de la gente, sino depende de tu actitud mental.
Entonces, ¿el beneficio inmediato?, que te relajas y encuentras paz en tu interior. ¿Un beneficio que no es tan inmediato?, que vas cambiando tus actitudes y puedes, cambiando tus actitudes, mantener esta paz de la meditación durante todo el día, cada día, ¿sabes? ¡Es una pasada! 😀

(E) ¿Tú meditas cada día?

(KL) Claro

(E) Cada día. Cada día, cada mañana, me imagino.

(KL) Si

(E) ¿Cuánto tiempo dedicas, más o menos?

(KL) Bueno, como decía, lo hacemos juntos y hacemos oraciones para prepararnos y un rato de meditación de 20 minutos por un lado, y 10 minutos por otro; tenemos dos paradas en la sesión que hacemos.

(E) Tengo una curiosidad, como experto que soy en la meditación budista, el nirvana que es el punto álgido, imagino, ¿no?, de toda meditación; este sentimiento liberador, ¿se puede llegar a tener más de una vez en la vida?

(KL) 😀
Es que el nirvana es un estado mental en el que no hay perturbaciones mentales, no hay nada que destruya la paz mental, ni tampoco quedan las semillas para experimentar pensamientos que la destruyan, entonces, una vez llegas al nirvana ya no hay marcha atrás.

(E) Ya no sales de allí

(KL) No

(E) Vale, es un momento donde entras y a partir de allí ya es todo…

(KL) Ya has purificado del todo tu mente y has eliminado todo lo que te producía malestar, perturbación mental, entonces disfrutas. El nirvana es un estado de paz mental permanente.

(E) ¿Es complicado llegar?

(KL) Jajaja! ¿Sabes que me pasó a mí?
La primera vez que leí este libro “Introducción al budismo”, que me dejó mi amigo, fue la primera vez que vi esto del nirvana y le dije a mi amigo: “¿Tú ya has llegado al nirvana?”, y se puso a reír 😀

(E) Como tú ahora, ¿no?

(KL) Si, algo así 😀

(E) ¿Cómo funciona?

(KL) Bueno, es un camino. Tienes que hacer un camino. Y no es difícil llegar. Lo que pasa es que es difícil entrar en el camino, porque lo que es difícil es generar el deseo de hacer este camino y de, digamos, progresar y acabarlo… porque es esto que te decía antes, tenemos tantos intereses y estamos tan distraídos que cuesta mucho generar el deseo de decir “no, voy a dedicar mi vida a producir paz mental, me voy a dedicar a esto para beneficiar a todo el mundo, porque es lo que todos necesitamos”, porque cuando hay paz somos felices y cuando no la hay, no lo somos, independientemente de lo que pase fuera. Imagínate que pasa… no ´se, que te critican, si eres capaz de mantener paz mental, ¿qué problema tienes?
En cambio, a lo mejor todo externamente puede estar perfecto, pero generas celos….

(E) …

(KL) Ya pierdes la paz mental, ya dejas de ser feliz.
Entonces, lo difícil es generar un fuerte deseo y este fuerte deseo, es la base del camino porque es lo que te hace poner la energía o no. ¿Difícil el camino? No, no lo es, difícil es quererlo seguir.

(E) Pues quien quiera encontrar esta paz mental, al menos intentarlo o probarlo siquiera, la técnica del Kadampa, ¿cómo pueden contactar con Meditar en Barcelona?

(KL) Bueno, poden llamar por teléfono al 934 950 851

(E) Y también al mail meditara…

(KL) Al 938 358 077 y si no también pueden escribir a info@meditacionenbarcelona.org

(E) Eso

(KL) O si no en la página te puedes inscribir a los retiros y, a las clases no hace falta inscribirse, te puedes venir directamente, pero en www.meditarabcn.org pueden encontrar…

(E) Toda la información

(KL) Están todas las actividades y los formularios de inscripción.

(E) Y aquí en Terrassa I aquí a Terrassa en la calle de Puig Novell número 6, 2º piso, de 19:30h a 20:30h.

(KL) Los martes

(E) En Terrassa
Muy bien, pues, muchísimas gracias Kelsang Lochani.

(KL) A vosotros

(E) Un placer descubrir el Kadampa