Viajeros Espirituales

¿Y de verdad tengo que morirme? ¿No es la muerte algo que les pasa a los demás? Claro que no quiero frivolizar sobre este tema. Pero es cierto que mi sensación sigue siendo difusa sobre un asunto que estoy segura que voy a experimentar antes o después. Ni siquiera el millón de víctimas mortales en el mundo en los últimos meses, sólo por la covid, hace que la idea de la muerte se me aparezca como real.

Parecen cifras frías y distantes que nada tuvieran que ver conmigo. Incluso la muerte de mi madre, mi preciosa y bondadosa madre, el pasado 1 de Agosto y el fallecimiento de una gran amiga, apenas unos días después, me ayudan a ser consciente de mi propia mortalidad. Mi madre era mayor y estaba malita. Y mi amiga estaba muy enferma. No parece mi caso, no parece que tenga que pasarme a mí por el momento. Y aunque sé que tengo boleto ganador (¿o perdedor?) en este sorteo, me sigue pareciendo inconcebible que no haya escapatoria. Claro que intelectualmente lo entiendo. Todo el que nace, muere.

shutterstock_221010295

La muerte es el final de la vida. Yo he nacido y estoy viva; ergo: moriré en algún momento. Pero no hay prisa, tampoco parece que vaya a pasar hoy ni mañana. Y debo confesar que la meditación en la muerte es una de las que más me gusta y que más repito en mi práctica habitual. Sustituir el pensamiento recurrente de ‘Hoy no me voy a morir’ por el de ‘Quizá me muera hoy, es posible que me muera hoy’, me gusta y me tranquiliza. Pero creo que no lo tengo realmente interiorizado; como si lo recitara de memoria sin acabar de creérmelo. Que mi muerte va a ser inevitable y que la hora en que me llegue es incierta, es una verdad absoluta.

Pensamiento y sabiduria budista

Ciertamente, es un pensamiento que sale de la sabiduría. Un pensamiento que yo quiero realizar para no seguir engañándome, aferrada a otros pensamientos ilusorios y absurdos que no me conducen a ninguna parte. Por eso me gustaría saber mucho más sobre la muerte. Sobre la muerte en general y sobre la mía en particular. ¿Para estar preparada por si me llega pronto? ¿Para tener menos miedo? ¿Tal vez para ayudar a los demás si hiciera falta? Los budistas han reflexionado, meditado, estudiado, experimentado y escrito sobre la muerte desde hace mucho, muchísimo tiempo. Y no parecen tener reparos en compartir lo que saben con todos los seres.

shutterstock_107024708

Para el budismo la muerte no es un tema tabú, ni morboso, ni que deba producir un temor paralizante. Para los budistas, los humanos somos Viajeros Espirituales y esa es una idea que a mí me seduce y me tranquiliza. Hay un retiro en Sant Salvador de Guardiola los próximos días 9 al 12 de Octubre que se llama justamente así: Viajeros Espirituales. Este retiro pretende explicar la visión budista de la muerte. Es una pretensión generosa y valiente. Y creo que vale la pena aprovechar una oportunidad que se produce rara vez: poder aprender sobre un tema que nos interesa a todos porque todos vamos a morir tarde o temprano y a todos se nos va a morir alguien querido en algún momento.

Yo he nacido y estoy viva; ergo: moriré en algún momento.

Aparte de las enseñanzas, en este retiro hay otros aspectos que también pueden influir favorablemente en tu decisión de inscribirte. El bosque que rodea la Masía está en un hermoso tránsito otoñal, con esos colores verdes y ocres que nos conectan a la tierra a través de los árboles. El templo respira paz y esta metáfora encierra lo que muchos sentimos cuando entramos en él. El paisaje al atardecer es también de postal, con la montaña de Montserrat observando el entorno, majestuosa y benevolente. Y algo importante: todas las personas que trabajan para que estas actividades puedan realizarse le ponen un toque de buen humor, calma y mucho amor a lo que hacen.

Te esperamos. DM, alumna del PF de Barcelona. 3 de Octubre de 2020

Comparte