Dice el diccionario que nirvana es una voz sánscrita y que en el budismo significa el paso a un estado de beatitud o bienaventuranza, lo que constituye la meta final de la vida. Para mí, antes de tener contacto con el budismo, nirvana era la idea de un lugar hermoso, el paraíso, la tierra prometida.

Pero el nirvana es, más que un lugar, un estado mental o espiritual. No es un sitio físico al que ir de vacaciones. De hecho, es sinónimo de liberación, que significa paz interior suprema y permanente.

shutterstock_1244146942

Camina hacia el nirvana y descúbrete a ti mismo

Caminar hacia el nirvana es transitar por nuestro interior, en un viaje de descubrimiento y aventura garantizada. Nos conocemos tan poquito a nosotros mismos que somos incapaces de imaginar lo que se esconde en nuestra mente, tras algunas nubes de confusión y malentendidos.

El mejor viaje, como decía la maestra en alguna enseñanza, el más seguro, el más gozoso, es el que nos lleva al corazón de nuestra mente, donde está la esencia de lo que hemos sido, de lo que somos y de lo que podemos llegar a ser.

Medita para tener una vida sana y feliz

Este reto ofrece meditaciones para una vida sana y feliz, tomando como base uno de los pilares de las enseñanzas de Buda, el Sutra de las cuatro nobles verdades. Unas enseñanzas de una simplicidad estremecedora, por su pureza y autenticidad.

Para comprender estas enseñanzas y poder aplicarlas en nuestra vida y en nuestro camino, necesitamos la ayuda de los maestros. Es posible leerlas y estudiarlas en los libros, pero la interpretación de los que ya las conocen y practican facilita la comprensión y siembra el deseo de aplicarlas y profundizar en ellas.

shutterstock_246255295

Por eso, seguir las meditaciones y enseñanzas de este reto en el Centro de Barcelona (presencial & online) nos ayudará a cumplir los objetivos que nos proponen: descubrir que nuestras experiencias son destinos internos.

Y también que nuestros pensamientos son caminos por los que podemos llegar a la paz interior.

También nos animan a que alcancemos el nirvana, o que nos lo propongamos. Porque cada trocito de paz interior que conseguimos cuando meditamos nos hace más libres y felices.

Y nos ayuda a ser mejores personas, con lo que nuestro mundo y el de los que lo comparten con nosotros será un mundo más sano y muchísimo más hermoso.

Camina hacia el nirvana, medita para tener una vida más sana y feliz.

Nuevo reto de meditación del 14 al 23 de octubre.

Comparte